Ahorro

El ahorro supone apartar una parte de nuestros ingresos y no destinarlo al consumo. Aunque bien es cierto que quien tiene ingresos altos tiene mayor capacidad de ahorro, todos podemos ahorrar, en mayor o menor medida. De hecho, es en momentos de incertidumbre y malestar económico cuando las familias españolas más demuestran su capacidad de ahorro (aunque sea quizá en menor cantidad).

¿Y por qué será que en los malos momentos somos capaces de reservar una pequeña parte de nuestros ingresos y cuando hay bonanza económica no lo hacemos? Es una pregunta sencilla. Porque no tenemos creado el hábito.

Ahorrar es importante para sortear problemas futuros o para cumplir expectativas o sueños en un futuro más o menos cercano sin necesidad de endeudarnos.

  • Pagar los estudios de nuestros hijos.
  • Comprar un coche.
  • Hacer por fin ese viaje con el que soñábamos.
  • Reformar la casa.
  • Conseguir una pensión privada complementaria a la pública.

Conseguir que el ahorro se convierta en un hábito puede resultarnos difícil de comprender pero es algo sencillo y con lo que nosotros podemos ayudaros. Lo ideal es decidir qué cantidad podemos destinar al ahorro y que sea siempre el mismo importe para conseguir así crearnos el hábito y que, pasados unos meses, casi no nos demos cuenta de que estamos creando poco a poco “un saco” del que podremos tirar más adelante. Recordad que lo importante es comenzar, aunque sea con cantidades pequeñas, pues podremos ir ampliando dicha cuantía en el futuro si nuestra capacidad de ahorro aumenta. Es decir, mejor comenzar con 30€ al mes que no ahorrar nada, pues de este modo creamos el hábito y ya tendremos algo de dinero ahorrado  y si posteriormente podemos incrementar la cantidad a 50€, 100€… podremos hacerlo.

Este ahorro te posibilitará cumplir tus objetivos y te ayudará a esquivar posibles problemas que puedan sobrevenir (averías del coche, derramas en la comunidad, los aparatos dentales de los niños…).

Además, de este modo también estamos inculcando en nuestros hijos el valor del ahorro, que tan bien les va a venir cuando empiecen a gestionar su propio dinero.

¿Cómo puedo comenzar a ahorrar de forma segura?

Tenemos a tu disposición productos diferentes en función de las cantidades que quieras ahorrar pero sobretodo en función del alcance de tiempo que quieras mantener el ahorro activo. No te ofreceremos lo mismo si tu objetivo es ahorrar para pagar las vacaciones del año siguiente que si pretendes ahorrar a largo plazo y no tienes intención de disponer de tu dinero durante un tiempo. Eso sí, esta sección es SOLO para productos cuyo capital está GARANTIZADO AL 100%. Os dejamos a continuación una pequeña selección de productos que se encuadran en esta categoría:

  • Plazo fijo.
    Tenemos varios productos que se encuadran dentro de esta modalidad. Sin gastos y con un interés garantizado. Los intereses variarán en función de la cantidad que queramos ahorrar. Podemos meter una cantidad X de un ahorro ya generado o comenzarlo haciendo aportaciones mensuales, trimestrales… Algunos de nuestros plazos fijos te regalan un capital de fallecimiento a modo seguro de vida SIN COSTE.
  • Ahorro ticket.
    Similar a una hucha con la ventaja de disfrutar de un pequeño interés para que tu dinero te produzca algún beneficio. Al no tener gastos, es ideal para ahorros a muy corto plazo. El uso habitual que le dan nuestros clientes suele ser el de pagar las vacaciones, pagar los seguros de ese año…
  • PIAS (plan integral de ahorro sistemático)

    Es un producto orientado al ahorro a medio-largo plazo que ofrece unos intereses revisables semestralmente muy atractivos. Tiene una protección del capital también del 100%. Lleva un premio por mantenimiento a los 10 años y además ofrece ventajas fiscales en el momento de disponer de nuestro dinero. Además, permite hacer rescates parciales, totales, en renta vitalicia…

Algo importante a tener en cuenta es que al recuperar nuestro ahorro, no tributaremos por la cantidad completa que obtengamos sino por la ganancia percibida, lo que es una gran ventaja para nuestro bolsillo.

Lo más importante a la hora de ahorrar no es la cantidad que ahorremos sino cuando empecemos.

Nunca es tarde para empezar a ahorrar pero cuanto antes mejor.

Llámanos o pasa por nuestras oficinas. Cuéntanos qué es lo que esperas conseguir o para qué pretendes ahorrar y nosotros te asesoraremos sobre el producto que mejor se adapte a ti y a tus necesidades y veremos tu caso con detalle.