Acctes

Protejamos nuestra vida personal y laboral.

Todos podemos sufrir un accidente y debemos proteger nuestro bienestar y el de nuestra familia. Podemos pensar que hay gente más propicia a tener accidentes, quizá por el tipo de trabajo que desempeñan, pero ¿quién no ha tenido alguna vez un accidente? No hablamos sólo de accidentes laborales o de tráfico, sino de tropiezos, torceduras de tobillo, cortes, golpes... Porque podemos tener un accidente jugando al fútbol con los amigos, cocinando en casa o incluso cambiando una bombilla.

¿Cuáles son tus hábitos, tus aficiones, tu profesión? Muchos de estos factores afectarán de forma directa a las posibilidades de sufrir algún accidente pero ¿no es cierto que es en nuestra casa donde se producen la mayoría de los accidentes? LO ES. Por lo que, realmente, cualquiera de nosotros podría tener mala suerte o levantarse un día con mal pie.

Partiendo de una serie de coberturas básicas, podemos añadir posteriormente unas u otras en función de nuestras necesidades. Por ejemplo, debemos tener en cuenta si practicamos deportes acuáticos, si trabajamos por cuenta propia, si pasamos muchas horas en la carretera…

Os enumero algunas de nuestras coberturas:
  • Cobertura 24h
  • Cualquier tipo de accidente (laborales y de tráfico incluidos)
  • Gastos médicos, quirúrgicos y farmacéuticos en clínicas privadas. (Esto supone que, si a consecuencia de un accidente, nos deben someter a una intervención quirúrgica, nuestro seguro abonará los gastos médicos por las visitas al especialista pero también la operación en sí y los medicamentos que se nos suministren o que nos pidan comprar para tomar en casa).
  • Cobro de una renta en caso de baja laboral
  • Capitales por fallecimiento o invalidez causados por accidentes
  • Asistencia psicológica

Autónomos y empresarios
¿Qué mejor manera de asegurarnos de que vamos a tener una amplia red de especialistas a nuestra disposición velando por nosotros desde el primer momento? Tendremos un acceso rápido a las visitas médicas, a las pruebas diagnósticas (resonancias, rayos…) e incluso cubiertas las operaciones quirúrgicas si fueran necesarias. También cubrimos los gastos farmacéuticos. Sí, has leído bien, los medicamentos son gratis. De este modo, nuestra recuperación será más pronta y efectiva y podremos estar de vuelta al trabajo mucho antes.

 

También contratable para menores de edad para protegerles en caso de accidente durante las colonias, viajes, etc.

Para más información pulse Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.